googlefa889dae9fcf913a.html

Selección y valoración de jurados

En muchos procesos judiciales, aparece la figura del Jurado como grupo que no está adscrito a la Administración de Justicia y cuyo único comedido es valorar una causa y dar su veredicto. Dicho Jurado son personas civiles adscritas al censo de una población y elegidas por sorteo. Las personas seleccionadas no pueden negar el cargo a excepción de cumplir los requisitos establecidos por ley.
Selección de jurado
Estas personas no se conocen entre sí y su unión como grupo dura el tiempo del proceso que se está valorando – que a veces puede ser muy extenso en el tiempo -.  La existencia de esta figura en el sistema legal es usada para evitar sesgos de forma individual, para aportar la visión heterogénea que da un grupo y para que se obtenga una decisión unánime basada en la evidencia.

La forma en que tienen de deliberar la opción más adecuada la hemos podido observar muchas veces en el cine, se reúnen en torno a una mesa y aportan los diferentes puntos de vista de cada uno de los integrantes. Se votan por orden alfabético y de forma nominal, siendo el portavoz el último en hacerlo.

Esta opción es presentada en sala posteriormente por el portavoz del grupo frente al Tribunal. Al contrario de lo que se puede pensar, las personas integrantes del Jurado pueden deliberar sobre delitos como homicidios, amenazas, cohecho o trafico de influencias, por ejemplo.

En este área de la Psicología Jurídica se evalúan los procesos de toma decisión de los jurados y la influencia social que hayan podido percibir para orientar su dictamen hacia una valoración u otra. Hemos de pensar que, aunque se intenta no escuchar información sobre el caso que se está deliberando, a menudo es complicado poder obviar todos los datos.

En este caso, la Psicología Jurídica evalúa si la deliberación ha podido ser sesgada.

Contacta con nosotros

Nombre*
Asunto
Apellidos*

E-mail*
Comentario*
Teléfono de contacto

Estoy de acuerdo con la Política de privacidad
* Campos requeridos